Seleccionar página

En Cerrajeros Aldaia aconsejamos que si tu objetivo es poner de cero, o cambiar una puerta de las consideradas de interiores, estas son las líneas pertinentes para ti, ya que aquí encontraras la información necesaria para que puedas instalar de manera correcta la puerta interior de una forma efectiva y muy estable.
Lo mejor de todo, es que para instalar una puerta de este tipo solo vas a necesitar par de instrumentos o herramientas. Los pasos a seguir para realizar la instalación de una puerta interior son los siguientes:
Adquiere el tipo de puerta de interior. Para comprar tu puerta, que pueda quedar de manera perfecta en la pared, debes comprarla con todo y marco, aunque por lo general, estos tipos de puertas vienen con tamaños ya predeterminadas.
Que son aproximadamente entre 60 a 90 centímetros, así como la abertura rudimentaria para las puertas siempre la encontraras entre los 5-7 cm más ancha aproximadamente que la que se va a comprar, esta longitud no va a incluir el marco de la puerta. Esto te va a permitir realizar el ajuste cuando se vaya a poner la puerta, para así lograr un excelente nivel.
Acto seguido, es importante que empieces a dibujar las líneas llamadas de “plomo” sobre la parte de la pared.
Debe medir más o menos media pulgada desde la abertura hasta donde deben ir las bisagras. Utilizando un nivelador de 4 o de 6, dibujar una línea a lo largo de todo el panel. También podrías utilizar un nivelador moderno de laser, que puede ser mucho más preciso y estable.
Prosigue a agregar todos los soportes para realizar la reparación de tu puerta. Son seis los soportes que debes agregar para realizar la instalación de tu puerta, en la parte exterior de la base vertical del larguero, el marco el cual ya trae consigo la puerta cuando se compra.
Instala un solo soportes en la parte de atrás de todas las tres bisagras necesarias. Además, debes colocar los otros tres soportes que resten encima del enganche, y otro más a unas ocho pulgadas a partir de la parte inferior de la puerta.
Debes ahora, poner la puerta en la abertura que te encontraras en la parte de arriba de la cuña o soporte. Pon todos los soportes de media pulgada en la parte inferior de la puerta sobre todo si vas luego a poner una alfombra, o una madera rígida, o un soporte de un cuarto de pulgada si vas a instalar son laminados.
No pongas jamás una puerta directamente sobre un piso que no se encuentre en condiciones óptimas y ya elaboradas.
Usa la línea de plomo, y atornilla todos los soportes de la parte superior de la bisagra de tu puerta. A continuación, debes atornillar en los dos, unos diferentes soportes, utilizando la misma longitud y ubicación como referencia que el primer soporte.
Luego de que atornilles los tres soportes de la pared utilizando el idéntico nivel que usaste de referencia para cada uno, la puerta se encontrara totalmente nivelada. Lo que sigue, es revisar el espacio que existe entre la puerta, y el respectivo marco de la puerta, cuando así realices todos los atornilles en la parte superior del soporte.
Aquí la puerta se encontrara totalmente instalada, y además los bloques que has puesto en el comienzo se podrán quitar.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Call Now